Escrito por

17 cosas que nos pasaron con nuestro primer móvil

En los años 90, tener un Tamagotchi, un Walkman o la primera PlayStation era lo más, pero caminar por la calle con un móvil en el cinturón, era un lujo que no estaba al alcance de todos. Recordemos las 17 cosas que nos pasaron a todos con nuestro primer móvil, tiempo atrás de ‘selfies’ o WhatsApp.

Cosas que hacias con tu movil

1. Componer canciones

Hace 15 años (año 2000), conseguir la partitura de “Experiencia Religiosa” para el Nokia 3310 alegraba el día a muchas chicas. Por aquel entonces, la mejor aplicación de todas no era tener un teclado Emoji o el Google Maps, sino tener un Nokia con compositor de música agregado. Esta herramienta ayudaba a aquellos que se llevaban mal con las notas musicales a formar y componer melodías en cuestión de minutos. A nadie le gustaba tanto la música desde la demo del teclado Casio.

2. Abreviar los mensajes de texto

Calcular con precisión el tamaño de un mensaje de texto era esencial para no acabar con el saldo de la semana. Hoy en día ajustamos los mensajes que nos apetece en Twitter con 140 caracteres (no cobran un solo céntimo), pero por entonces, contarle a un amigo todas las aventuras de un sábado en 160 caracteres, era misión imposible. ¿Quien no envió alguna vez dos mensajes juntos pero con solo uno o dos caracteres ocupando el segundo?

3. El “Envia tono o politono

Sí, estábamos enganchados a los tonos y, posteriormente, a los politonos. La llegada del año 2000 trajo consigo mil anuncios publicitarios en los que todos decían lo mismo; ¿Quieres “Corazón Partío” en tu teléfono? Envía PARTIO al 5500 (o similar)”. El mensaje costaba una barbaridad, pero lo dábamos todo por estar a la última aunque nos diesen solo 5 segundos de canción en formato MIDI y en una dudosa calidad.

4. Móviles más duros que un yunque

cosas que hiciste con tu primer movil
El Nokia 3310 pasó a la historia por ser más duro e indestructible que Steven Seagal y Chuck Norris juntos. Se te podía caer al suelo todas las veces que quisieras, nada acababa con él. Ahora, haz lo mismo con tu iPhone.

5. Cambiar cada poco la carcasa del móvil

Nada se vendía tanto como las carcasas para móviles. Los “tenderetes” de Salou y demás puntos vacacionales hacían su agosto cada día de la semana. Las carcasas intercambiables llegaron a todos los modelos de entonces. Estas llegaban para todos los gustos; desde carcasas “reggae” hasta con tonos safari, había para todos los gustos por extraños que estos fueran.

6. Jugar al Snake

moviles de los 90
La llegada del teléfono-consola N-Gage en 2003 o de los recientes juegos “Dots”, no pueden competir con la magia y el entretenimiento que nos daba el “Snake”, el “Pairs II”, el “Space Impact” o el “Bantumi” de aquellos teléfonos de antaño.

7. ¿Rotar pantalla?

Nuestro primer móvil no incluía la opción de activar o desactivar la rotación de pantalla. ¿Para qué? Una pantalla monocroma con el tamaño de una goma de Milán no podía reproducir películas, es más, la pantalla del primer Alcatel One Touch Easy no era demasiado buena para una persona con hipermetropía.

8. Pesas con tu ladrillo

La evolución de los teléfonos móviles es curiosa; hoy en día el tamaño de algunos Smartphones supera las medidas de los llamados popularmente “ladrillos” de los 90 (teléfonos grandes y pesados). La llegada del Motorola StarTAC significó el fin de los teléfonos “gigantes”, pero a partir del año 2001 el mundo de la telecomunicación no descansaba a la hora de buscar dimensiones cada vez más reducidas. Esta idea se les fue de las manos con la llegada del Panasonic GD 55, un teléfono del año 2003 de 7 cm de alto y 65 gramos de peso. Era tan pequeño que al marcar un número de teléfono podías pulsar 4 botones a la vez.

9. Internet no era para móviles

Los primeros móviles no tenían Internet y aun así, uno se lo pasaba bomba a la hora de buscar entretenimiento en su teléfono.

10. Pedir el anticipo de saldo

curiosidades moviles viejos
En la actualidad, la inmensa mayoría de teléfonos móviles son de contrato, pero en los años 90 casi todo el mundo usaba tarjetas de prepago, más aun la juventud. Imagina que te quedas sin saldo en el momento más inoportuno ¿que haces? Pues pedir un anticipo de saldo a la compañía. Y así, de anticipo en anticipo vivían algunos.

11. Colgar el móvil en el cinturón

Tener una funda de plástico con hebilla para el cinturón te daba esa imagen de empresario o magnate internacional que todo el mundo quería.

12. Pegatinas y llaveros luminosos

El merchandising se cebó con los primeros móviles comerciales, desde colgantes con llaveros luminosos que se encendían cada vez que llamaban al móvil, hasta pegatinas de todo tipo para las carcasas o fundas.

13. Dar toques al salir de casa

Curiosidades primeros telefonos moviles
Imagina un mundo sin redes sociales, sin whatsapp ni messenger gratuito en el móvil. ¿Gastar 20 céntimos en un mensaje de texto? Para nada, el “dame un toque cuando…” fue una de las frases más sonadas de los 90 y principios del 2000. Si le dices hoy en día eso a alguien de las nuevas generaciones, seguro que te mira con el ceño fruncido.

14. Poner un tono para la llamada en espera

Lejos de la famosa melodía de Nokia, la opción de incluir una canción de espera en las llamadas era algo bastante frecuente. Claro está, que escuchar los mismos 5 segundos de la misma canción una y otra vez, cansaba bastante al emisor de la llamada.

loadInifniteAdd(44636);

15. Antenas

¿Recuerdas la antena de tu primer móvil? Es muy probable que tuvieras que tener cuidado con ella, algunos podían competir directamente con el “pirulí” de televisión española. Aun así, la cobertura que ofrecían no estaba a la altura.

16. Cargar el móvil… pocas veces

Si quieres que la batería de tu Smartphone aguante todo el día si problemas, quizás tengas que desactivar el bluetooth, el AirDrop, la búsqueda de redes WiFi, la localización y ubicación, las actualizaciones automáticas, reducir el brillo de la pantalla, etc. Ese problema no lo tenías con tu primer móvil, ya que ninguna aplicación consumía energía de la batería.

17. Escuchar todos los tonos

De las primreras cosas que hiciste, seguro, fue escuchar, uno por uno, todos los tonos de llamada que traía el móvil.