Escrito por

¿Cómo vuelan los aviones? El Efecto Magnus

Hoy, en el Geeky, vamos a explicar de un modo ameno y entendible uno de los efectos que explican el por qué de la sustentación (la fuerza que tira hacia arriba a los aviones): El efecto Magnus.

Magnus_effect

Supongamos una corriente de aire con una velocidad determinada que siempre lleva la misma dirección, y supongamos que en medio de esa corriente colocamos un cilindro de longitud infinita (para que los límites del cilindro no interfieran en absoluto). Pues bien, el aire pasará tanto por encima como por debajo, a partes iguales, salvo el que choque directamente con el cilindro, que chocará en lo que denominamos “punto de remanso” (donde la velocidad del fluido es cero).

Ahora bien, si ponemos el cilindro a girar, como vemos en la imagen, se creará un remolino de aire a su alrededor con una determinada velocidad angular. ¿Qué ocurre? Como vemos en la imagen, en la parte superior del cilindro el remolino lleva la misma dirección tangencial que la corriente de aire, por lo que la velocidad total del aire se incrementará, todo lo contrario que en la parte inferior, donde la velocidad se verá reducida ya que el remolino tiene la dirección opuesta.

¿Qué pasa? Que a mayor velocidad, menor presión, como de toda la vida se ha demostrado. Y las cosas tienden a ir hacia donde hay menos presión. Por ejemplo, si cogemos un globo y lo abrimos, el aire sale al exterior porque dentro del globo hay más presión que fuera. Es más, si a nosotros nos presionan, nos vamos para desahogarnos. Naturaleza pura.

Conclusión: como la velocidad arriba es mayor, la presión es menor, y se forma una fuerza en el cilindro que lo empuja hacia arriba, al haber menos presión allí que abajo. Los aviones funcionan igual, sólo que no necesitan girar sus alas (imaginaos que ajetreo), ya que la forma que estas tienen provocan que pase más aire por encima que por debajo.

Otro día explicaremos matemáticamente el invento.