Escrito por

Contaminacion del suelo

Sustento y base lógica, el terreno es la base no solo de actividades económicas y sociales, sino también de la mayoría de los ecosistemas, por lo que la Contaminacion del suelo debe ser una problemática que requiere ser analizada, promoviendo distintas medidas a tomar para paliar con los conflictos que acontecen brindando soluciones rápidas y efectivas.

Contaminacion del Suelo

Tal como sucede con la atmósfera y con cada uno de los ecosistemas, el suelo pasa por un proceso evolutivo, modificando su estructura y alterándose por acción de los seres vivos que aprovechen sus recursos, consumiendo sus minerales, realizando modificaciones en el terreno y hasta pudiendo originar daños irreparables.

¿Cómo se contamina el suelo?

Tal como sucede con otros recursos naturales, existen distintas vías y formas de contaminación que son mensurables y apreciables en un lapso de tiempo determinado, y que requieren medidas precisas para lograr su saneamiento y recuperar progresivamente su utilidad.

La contaminación puede darse por la inclusión de tóxicos en forma deliberada o accidental, dándose entonces una contaminación directa, o bien en forma indirecta por filtraciones en depósitos subterráneos, o acumulación de distintos desechos industriales.

Causas de Contaminación del Suelo

Vertederos

Existen principalmente dos formas en las cuales aparece la Contaminacion del suelo, causando daños irreparables o que requieren el insumo de grandísimas cifras de dinero, que contrastan notoriamente con aquellas inversiones que deberían haberse realizado oportunamente para impedir los daños, clasificándose entonces en:

  • Contaminación Natural: Es la que se da por factores relativos a la naturaleza, siendo generalmente de factores endógenos, habiéndose comprobado que un volcán en actividad puede ser capaz de generar el mismo daño al suelo que numerosas centrales térmicas funcionando al mismo tiempo.
  • Contaminación Antrópica: Como su nombre nos está indicando, el factor contaminante gira en torno al accionar del hombre, quien utiliza en forma voluntaria agresivos químicos (como en el caso de uso de pesticidas o fertilizantes no autorizados) o bien aquellas actividades industriales y económicas que modifican el estado del suelo.