Escrito por

El cono de helado para vagos

No sé si es porque estamos en pleno mes de enero, con el frío hivernal característico, o por la cantidad de comida que se come en estos días navideños… que me ha entrado nostalgia de comer helado. UN RICO CUCURUCHO DE CHOCOLATE Y VAINILLA COOKIES… (cara de Homer Simpson). Además gracias a los compañeros de No puedo creer que lo hayan inventado hemos descubierto un práctico aparato con forma de cucurucho con el que podremos degustar nuestro helado preferido sin el más mínimo esfuerzo. Sólo tendremos que sacar la lengua…

El aparato en cuestión tiene forma de cucurucho y tras poner la bola de helado en él, al darle a un botoncito, comienza a dar vueltas. De esta forma seguro que el helado no se nos va al suelo por un problema de equilibrio.