Escrito por Tendenzias

Gato hambriento, gato furioso

Si un gato tiene hambre, lo peor que puedes hacer es poner tu mano cerca suyo, está claro. Y menos aún enseñarle comida si después no se la vas a dar… porque sencillamente, puede pasar de todo… y a todo el mundo.

Eso es más o menos lo que le he ocurrió al dueño de este gato; se disponía tranquilamente a suministrarle alimento a sus felinos, cuando el más pequeño de ellos, y al parecer el más hambriento, saltó en tal que vio el alimento.

Efectivamente, el dueño destapó el recipiente que contenía la comida e instante seguido el gato se aferra ferozmente a la lata, creyendo que el dueño no le iba a dar de comer.

El dueño no consigue despegar al gato ni aun pinchándole levemente con el tenedor. ¿Moraleja de todo esto? Cuanto más hambriento, más violento. ¡Tened cuidado!

video://www.youtube.com/watch?v=70wuAWxOEZA

EL Geeky

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos