Escrito por

Grafologia y Firmas

Necesitamos una firma, la podemos cambiar a lo largo de nuestra vida pero es casi una obligación encontrar una forma simbólica que nos represente a la hora de firma un cheque, un documento oficial o una carta para nuestros amigos. Dicen los grafólogos que la firma dice tantas cosas de nosotros que incluso pueden no ser conscientes para el que escribe. Hoy os hablaremos de la grafología y las firmas.

Lo que ves en la imagen es la firma de uno de los hombres más influyentes del mundo, Bill Gates. Pues bien, la grafología asegura que a través de la firma obtenemos información acerca del sentimiento de identidad presente en una persona. La firma representa el sentimiento real de autopercepción y autovaloración que cada cual tiene de sí mismo y su ámbito personal. En otra palabras, la firma es una síntesis de lo que somos y lo que deseamos ser.

Para que un estudio de la firma sea válido antes de arrojar un perfil psicológico se ha de comparar con una muestra de un texto. Esto es porque si los rasgos del texto no están en armonía con la firma quiere decir que no hay una concordancia entre la personalidad mostrada y la verdadera naturaleza del sujeto.

Algunos de los rasgos que se analizan en la firma se interpretan de forma distintas en el análisis de un texto, ya que el significado es distintos. Algunos rasgos analizables en la firma son los siguientes:

  • Legibilidad: este rasgo informa sobre el grado de necesidad que siente el sujeto de mostrar o exteriorizar su personalidad y sus sentimientos.
  • Simplicidad-complejidad y la estética: revela la claridad y la capacidad de introspección y el sentimiento de unidad interior. Por ejemplo, una firma muy complicada hecha con muchos trazos y formas antagónicas muestra a una persona compleja y de difícil acceso a los demás y que además, tiene luchas internas en lo personal.

EL Geeky

Newsletter