Guía para utilizar el email marketing en tu empresa

¿Estás pensando en utilizar el email marketing para poder aumentar tus ventas, acercarte más a tus clientes o quieres saber cómo mejorar tus campañas? En este artículo te vamos a compartir una guía concreta, útil y breve sobre todo lo que necesitas saber del email marketing. ¿Qué es el email marketing? El email marketing es […]

¿Estás pensando en utilizar el email marketing para poder aumentar tus ventas, acercarte más a tus clientes o quieres saber cómo mejorar tus campañas? En este artículo te vamos a compartir una guía concreta, útil y breve sobre todo lo que necesitas saber del email marketing.

Guia email marketing

¿Qué es el email marketing?

El email marketing es mandar mails masivos a todos los clientes que forman parte de tu lista de suscripción. Es, por tanto, una herramienta de marketing que permite la comunicación directa de la empresa con el cliente, pudiendo hacerle partícipe de distintas campañas de venta, promociones, aspectos informativos, nuevos servicios, entre otros.

Características del email marketing

Una de las características más importantes para la empresa es que este tipo de campañas tienen un coste muy bajo, tanto a nivel económico como de esfuerzo, por lo que se trata de una herramienta útil incluso para presupuestos bajos.

Dicho esto, los emails masivos están considerados como una opción de gran rentabilidad, puesto que es efectiva a la hora de cerrar las ventas.

A su vez, se trata de un sistema de comunicación directa e inmediata con el cliente.

Un email no solo sirve para establecer contacto con tus clientes, también puede aportar información estadística sobre el tipo de email que genera mayor respuesta por parte de tus clientes, qué tipo de emails son los que mejor reacción genera, qué capacidad de respuesta tiene tu tipo de cliente y qué productos son los que más llaman su atención.

¿Por qué usar el email marketing?

Leyendo las características del uso del mail masivos habrás visto varias razones para utilizar esta herramienta pero te contamos dos ejemplos prácticos para que quede mejor definido:

Una posición activa puede derivar en mayor número de ventas

Una de las formas en que explican la finalidad de esta herramienta desde Mailrelay es a través de definir las dos posiciones que puede ocupar la empresa a la hora de vender:

  • si estás en forma pasiva, estás esperando que el cliente llegue a vuestra tienda o termine de hacer la compra él solo, sin animarle a hacerlo;
  • si estás en forma activa, estás generando una comunicación constante -incluso durante el proceso de compra (ventanas emergentes con promociones, con la opción de comunicarse con un agente, anuncios, recordatorios de la cesta…)- para incitar a que el cliente termine de realizar su compra y no la deje para otro momento, pues otro momento puede significar que se olvide.

¿Qué ocurre si finalmente deja la compra en la cesta? No sabemos el motivo que ha hecho que finalmente no realice la compra y este hecho puede derivar en que se olvide de que quería dicho artículo o de que lo compre en tu empresa. Una opción de recordarle ese deseo es a través de mantener la comunicación directa con el cliente con el email marketing y eso se consigue desde una posición activa.

Resolver dudas de tus potenciales clientes

Uno de los trabajos más complejos que puedes encontrarte en la venta online es descubrir qué dudas son las que preocupan a tus clientes y cómo resolverlas a través de un medio que ellos puedan leer.

El primer paso siempre es contar con un buen contenido en la página web y/o un blog. Siempre se requiere de un espacio en el que indiques cuáles son tus puntos fuertes, tu sistema de ventas, condiciones, entre otras cosas, puede favorecer muchísimo el que un cliente decida apostar por ti y tu producto.

Pero, la realidad, es que en muchas ocasiones el cliente no dedica tiempo a esta parte, por lo que los emails masivos pueden permitirte establecer el contacto y ofrecer la información directamente. Eso sí, tendrás que hacerlo de una forma amena, directa y persuasiva.

¿Cuál es la mejor frecuencia de emails?

La realidad es que parece que no está nada claro, puesto que puede variar en función del tipo de producto que se tenga a la venta, el tipo de cliente objetivo y el contenido de los emails. Ambos tienen sus pros y sus contras, pues un envío diario en algunas empresas puede derivar en que el cliente decida ponerlo en correo no deseado o eliminar la suscripción, o puede fomentar el número de ventas y mantener al cliente siempre dispuesto a contar con tu producto o empresa.

Lo que sí está clarísimo es que si quieres enviar emails diarios tienes que trabajar bien tus emails, desde el tipo de asunto que pongas en el correo al contenido del mismo, pues tiene que resultar atractivo tanto a nivel visual – estético, como aportar contenido e información relevante.

Pongamos ejemplos concretos y reales:

  • Una empresa que vende artículos de «Hazlo tú mismo» envía emails diarios con las novedades o reposición de sus productos, con las promociones que tiene, con el anuncio de regalos o descuentos, entre otros. A nivel estético, es un email que combina fotografías muy coloridas con sus productos, con gifts que capturan la atención, poco contenido escrito pero el justo para explicar el producto en un par de líneas.
  • Una empresa que vende talleres de artesanía que solo envía un email al mes para contar cuáles son los cursos que va a ofrecer y, solo envía un email más si hay algún curso nuevo no esperado o que se salga de los habituales -que requiere de público que no es habitual de sus cursos mensuales- para aumentar el número de venta.

Finalmente, valora el tiempo y el objetivo de tus emails para diseñar una campaña que se adapte a tu producto. Muchos profesionales recomiendan empezar con un email a la semana y desde ahí ir diseñando cómo crear la campaña a través de las respuestas obtenidas.

¿Cuál es el mejor contenido para tu email?

De nuevo, los profesionales del sector recomiendan no comerse mucho la cabeza y que tengas en cuenta que tienes diferentes tipos de plantillas para poder crear tus contenidos sin tanto esfuerzo.

¿Poner o no poner fotos? Anteriormente, os he puesto el ejemplo de una empresa en la que sus emails mayormente son fotografías, pero así es como consiguen el mayor número de ventas de su empresa, pero no siempre genera el mismo resultado.

A pesar de que os puede resultar tedioso, la realidad es que es necesario empezar probando -si más texto o más imágenes, o una combinación de las mismas, o todo muy sencillo o todo muy llamativo- de qué manera se vende mejor tu producto a través de los mails masivos.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar