Escrito por

La sombra, peor que el coco

¿Alguna vez has tenido miedo del coco? O peor aún, de la bruja de “El tren de la bruja“, esa atracción que no falta en ninguna feria y que siempre gusta a los más pequeños. Pero, realmente, ¿esos miedos se acaban superando con el tiempo? No lo tengo muy claro.

¿Te imaginas que te asusta tu propia sombra? Sería tan grave y traumático que es algo que nunca superarías, seguro que ni siquiera saldrías de día y mucho menos en días soleados por miedo a tu propia sombra. Eso es más o menos lo que le ha pasado a esta pobre niña, que estaba tan asustada de su sombra que cada vez que la veía echaba a correr y a llorar, ¡ay, los tiempos de la infancia, qué atrás quedan!

video://www.youtube.com/watch?v=4DH01tAnL6g