Escrito por

Rebelde sin causa

¿Te imaginas por un momento que tu mayor afición en este mundo es la fotografía? Y puestos a imaginar, imaginemos también que la mayor adicción es el tabaco, algo bastante probable si se trata de fotógrafos profesionales.

El caso es que la combinación de ambas acciones puede dar muy malos resultados sobre todo en lugares de carácter privado como museos o exposiciones en los que puede no estar permitido realizar fotografías y mucho menos fumar, algo ya bastante restringido en lugares públicos.

La combinación de ambas acciones puede darse de este modo:

Aún así, el pobre fotógrafo probablemente entendió mal el sentido de la fotografía y tal vez pensó que estaba prohibido fotografiarse fumando o fotografiar a gente fumando, y claro, él estaba fumando pero no se estaba fotografiando a sí mismo. Una duda más que comprensible, ¿no?

P.D: No Smoking y No Photography, significan, respectivamente, No fumar y no fotografiar.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos