Escrito por Tendenzias

Si bebes, no te olvides los zapatos

El alcohol puede ser algo muy positivo, pero con moderación claro. Algunos estudios, no sé con cuánto rigor, han llegado a afirmar que tomar un par de cañas al día ayuda a prevenir ciertas enfermedades, otros estudios que afirmaron algo parecido acerca del vino. Pero hay gente que abusa y luego llegan los excesos y sobre todo… ¿qué hice la otra noche?

Eso es más o menos lo que le ha pasado al chico que ha colgado este cartel que dice algo así como:

“Si dejaste dormir a un chico borracho en tu sofá el pasado viernes (el 27 de junio) y se dejó sus zapatos, llama por favor al…”

¿Dónde está la moraleja? Lo primero de todo, si es posible, duerme siempre con los zapatos porque luego siempre cabe la posibilidad de que te los dejes sobre todo si no duermes en tu propio hogar (además, los que están contigo respirarán notablemente mejor) y ante todo, no duermas en sofás de desconocidos: ese chico ha perdido los zapatos, pero también podría haber perdido la dignidad o vete a saber qué más. Conclusión: El alcohol no hace amigos.

EL Geeky

Newsletter